22 de enero de 2010

veintidos de enero

hay días extraños... días que tachas del calendario incluso antes de que lleguen... porque ya sabes que esos días hay que tacharlos...
así que igual que cada año con el cambio de agenda apunto los cumpleaños y demás días para recordar, todos los años tacho este día del calendario, quizás porque es un día que aunque me gustaría olvidar sé que tengo grabado a buril en la memoria selectiva...
cuioso que no sea capaz de recordar apenas detalles sueltos del día de ayer, y que un día de hace siete años lo tenga tan claro en mis recuerdos...
recuerdos... recuerdo que mis padres ese día no estaban porque se iban a comer a un molino... recuerdo que mis hermanas y yo discutíamos sobre si pedir pizza o chino... recuerdo que paré un taxi en la esquina de mi calle con la gran vía... recuerdo la llamada perdida que le hice a mi primo el pequeño cuando llegué y el cigarrito que nos fumamos en el mismo sitio en que bajó a buscarme horas después, cuando todo había acabado...
recuerdo la cara de mi primo david... lo que vi en sus ojos cuando me abrazó en la puerta... recuerdo a mi padrino sentado en el suelo de un pasillo en la puerta de urgencias... recuerdo la mirada perdida de mi tío jose... el abrazo lleno de lágrimas de mi tía suzanne... recuerdo mi llamada asustada a mis padres pidiéndoles que por favor vinieran ya...
recuerdo el abrazo de mi madre cuando llegaron y fui yo la que bajó a buscarles... recuerdo los ojos de mi padre...
recuerdo el momento justo que me partió en dos, llevandose la esperanza cuando mi pimo kike salió y nos miró... y recuerdo los gritos de mi primo jose y ese extraño abrazo que nos dimos, uno abrazo fuerte, roto, en el que tuve la sensación de que si nos soltabamos nos caeríamos al suelo...
recuerdo a mi madre al otro lado del cristal susurrándole cosas a su mejor amiga... y la comida fría y en silencio... y que en el bar del hospital no tenían coñac para el carajillo...
recuerdo el llanto de mis hermanas y ese abrazo que podía haber durado semanas en el que las tres nos consolabamos como podíamos en un día en el que los abrazos reconfortaban pero no quitaban en nudo en el alma...
recuerdo la llegada de arianne y de magali... recuerdo la llamada a irene y el abrazo...
recuerdo la última vez que la vi... cuando mis lágrimas mojaban la chaqueta de mi tío que parecía inconsolable y lejano de todos nosotros... y que me decía que no me preocupase por la chaqueta mojada...
recuerdo que no me quería ir de allí... y el último abrazo con el primo danny... recuerdo el dolor de cabeza, y el conde de montecristo en casa de la abuela... mientras ella me decía que lo mejor era intentar distraerse, antes de que llegase el día siguiente...
recuerdo las pastillas que me dio mi madre para dormir... y que seguía llorando cuando me quedé dormida...
y sobre todo recuerdo que el día anterior pensé en pasar a verla y al final no tuve tiempo...
y todos los recuerdos intactos vuelven todos los años...
y vuelvo a llorar mientras tecleo porque si te soy sincera no entiendo porque te has muerto... no entiendo que pasó... ni porque tengo que ir hoy a llevarte flores al cementerio...
***

7 comentarios:

  1. como otras veces, he sentido que tenía que venir a leerte...
    no sabía que era hoy...
    esos recuerdos intactos tan dolorosos son la evidencia de lo que significan para ti. no hay forma de olvidar lo que nos ha marcado...
    hay cosas que no se entienden... no se pueden entender...
    estoy segura de que se sentirá feliz de saber cuanto la quieres...
    un abrazo enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Siento tu tristeza nanilla, no sabes hasta qué punto.Leyéndote brota la mía enredada a una imagen y un nombre: Teresa,mi abuela y el día que se fue. Solo que yo no sentí ninguno de los abrazos tan fantásticos que tú por suerte sí tuviste. El olvido no existe.Un puñado de estrellas te mando desde el cielo nazarí. En él están cada noche los seres especiales que nunca se van.

    ResponderEliminar
  3. un abrazo grande, fuerte...

    ResponderEliminar
  4. este es un post al que es dificil contestar... así que solo puedo daros las gracias...

    ResponderEliminar
  5. solo que sepas que estuve aquí... es que no me sale nada más.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. naná a violette22/2/10 2:46 p. m.

    gracias cielo... sé que es un post dificil de comentar...
    gracias por estar...

    ResponderEliminar