13 de mayo de 2009

tres

esta noche hará tres años... si, tres... ya no recuerdo como se entrecerraban los ojos, ni como era eso de suspirar... quizás es demasiado tiempo, quizás solo sea que siempre es otoño, incluso en primavera. que las murallas nos quedaron demasiado altas y no merece la pena matar al dragón para salvar a la doncella... que mas da? no arderá troya nunca jamás...
y en general me da igual... solo que hoy pienso que la doncella debe de haber muerto, aunque sea de aburrimiento, que las certezas de mis noches de borrachera cada vez son mas ciertas... que mi lado de bruja se ríe de mi de madrugada contandome lo que ya sé... que hay partes del alma que jamás enseñaré a nadie, antiguas cicatrices que es mejor guardarse para una misma... aunque solo sea para poder decir que siempre tengo razón...
lo sé... sigo incomprensible, pero tenía que hablar en voz baja...
será este extraño aniversario de los últimos besos dados... será que las pequeñas traiciones que no entiendo me dejan descolocada... será que me reafirmo en mi teoría de que es mejor callar... cuanto menos sepan los demás menos daño podrán hacerte...
esta noche abriré la botella de whisky, esa de reserva de diez años que guardaba para una ocasión especial... para celebrarlo... o para olvidarlo...
por los besos no dados?

6 comentarios:

  1. pues mira, brindar por los besos no dados no es un mal brindis... yo te acompaño si quieres, que también sé de eso.
    pero te diré, cielo, que hay cosas que nunca se olvidan... no importa el tiempo que pase por ellas, porque pueden resurgir en cualquier momento. y nunca es tarde para volver a suspirar... estoy segura de que sí merece la pena matar a un dragón para salvar a la doncella y troya volverá a arder. cuando sea, no hay prisa... la vida sigue con otros muchos sueños, lo mejor es vivir el momento y dejar que lo tenga que suceder suceda.
    hay partes del alma que nos cuesta mucho compartir, y solo alguien con la habilidad de abrirlas tiene la posibilidad de conocerlas. las cicatrices duelen y las certezas se van afianzando con los años, pero creo que no debemos dar nada por supuesto. el destino, en el que creo, tiene la última palabra.
    una de mis certezas es que vales un potosí.
    brindo por ti... y por los besos no dados, claro...
    muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  2. a veces es mejor no haberlos dado y brindar por ello. brindo contigo! por los que yo no di, por los que tú no diste, por los que muchas no dimos, y no nos arrepentimos, todo llega en su debido tiempo.

    Mil besos guapísima!
    Puck

    ResponderEliminar
  3. Accedo a tu blog desde Sublimaciones. En la tercera entrada al mío,
    http://callejadelahoguera.blogspot.com podrás encontrar el programa emitido este fin de semana por la emisora de televisión española "Cuatro", el programa de Iker Jiménez, "Cuarto Milenio", relativo al best-seller y a la película Ángeles y Demonios. Podrás comprobar cómo se destapa la realidad de un vaticano ocupado actualmente por ciertas capas ocultas de la masonería y, por otro lado, el enfrentamiento entre Iglesia y Ciencia. Espeluznante. Tales contenidos estarán disponibles hasta el próximo día 25 de mayo, fecha en que cambiará el contenido de la entrada.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  4. hay posts a los que me cuesta mucho contestar en los comentarios... este es uno...
    patri, puck, mil gracias por asomaros a esta ventana gris de mi alma y decirme cosas bonitas...
    sobre lo cuarto milenio, angeles y demonios y el vaticano... en fin... que no son temas que me preocupen especialmente... pero si puedo me paso...

    besos!

    ResponderEliminar
  5. jejejejejejejejjejejejejejejejejejejejejejejeje

    es que te conozco y me conozco.

    Muchos besos preciosa!!!
    Puck

    ResponderEliminar